Estadisticas

martes, 23 de junio de 2020

La primera del verano






La Nena, Carmen Mola.

Por Alberto Val.


Ya llegó el verano, y aunque la nueva normalidad es más nueva que normal, en las Casas Ahorcadas seguimos fieles a nuestra tradición de recomendaciones estivales.
Este año abrimos la veda con una reseña muy especial, nada más y nada menos que el debut como crítico literario del periodista y escritor conquense Alberto Val, que se atreve con la última y comentadísima novela de Carmen Mola.
Muchas gracias a Alberto por el esfuerzo, y que la disfrutéis.



Te planta tu novio y decides resarcirte en plena celebración del año chino buscando un polvo esporádico. Eres atractiva, joven y con las cosas claras, apenas tardas unos minutos en encontrar un sustituto con el que saciar tu apetito sexual. Pero ese muchacho apuesto y con pinta de complacer tus deseos no es el cerdo que esperabas. Al menos en la cama, porque al día siguiente el olor porcino impregna tus fosas nasales y te despiertas atada y con tres hombres que no te quitan ojo. ¿Dónde te has metido?
Chesca, la dura inspectora de la Brigada de Análisis de Casos (BAC), desaparece justo un día antes del juicio que más esperaba. No hace falta más para llamar la atención de sus compañeros, que se ponen manos a la obra para encontrarla, aunque el asunto cada vez es más peliagudo y la situación tiene visos de descontrolarse. Tanto que hasta es necesaria la colaboración de la inspectora Elena Blanco, antigua jefa de la BAC,  que estaba fuera de combate.
Intrigante, ¿verdad?
No crean que he desvelado la trama, todo esto lo encontrarán en los primeros capítulos de La Nena. Porque si la premisa inicial ya tiene este ritmo, lo que se avecina posteriormente coge velocidad de crucero.
Tiene todos los ingredientes imprescindibles en el género policíaco y la novela negra. Crímenes turbulentos, giros sorprendentes, personajes tridimensionales y con una cara oculta, una historia en movimiento y unos escenarios que se integran con la acción (con especial sorpresa para los lectores conquenses). Pura droga para los amantes de esta clase de novelas.
El suspense arranca desde la misma portada, con ese nombre tan misterioso: Carmen Mola, pseudónimo bajo el que se esconde una escritora (o escritor)  consciente de que todo el aura que le rodea hace que sus novelas se vendan como churros y que se analicen con lupa. Puede que por ello haya aprovechado esta tercera entrega para mezclar elementos que tan bien funcionaron con anterioridad. Hay asesinatos macabros, como en La novia gitana; también una historia que salpica directamente a un miembro de la BAC, como en La red púrpura. Viene a ser lo mismo que ya hemos leído, pero multiplicado por mil y todavía más a lo bestia. Porque si algo caracteriza a esta trilogía es que, en cada entrega, sus historias son más duras, más violentas y más crudas. Más Carmen Mola.
El mejor resumen de La nena lo encontramos en la primera frase de su sinopsis.  «Nadie regresa del infierno indemne.»
Yo no he sido capaz.
¿Y tú, te atreves a intentarlo?

7 comentarios:

Leoleo dijo...

Me encanta la reseña Alberto Se nota que eres escritor.

firestarterqnk dijo...

Muchísimas gracias por tan fantástica reseña,Alberto, apuntada.
Este verano no se escapa.

Cristina dijo...

Muy buena reseña. Has captado la esencia de la novela.

Cri Cri dijo...

Buena reseña, estoy deseando leerlo. Gracias Alberto

Meadows dijo...

Buenísima reseña Alberto, así nos asustas a los demás para hacerlo, describe estupendamente lo que vamos a encontrar, igual Carmen Mola la lee y te llama

Anónimo dijo...

Bueno pues después de la reseña tengo que leerlo: sí o sí

Grouppie Lectora dijo...

Muy buena reseña.... dan ganas de leerlo otra vez