Estadisticas

martes, 10 de diciembre de 2019

Se acerca el invierno…y el negro polar



 
Este curso las Casas Ahorcadas nos hemos dado al polar, que aunque por su nombre podría parecer la novela negra nórdica, en realidad es el crimen literario francés. Y como ya es habitual, los negritos irán dejando constancia de sus opiniones, en este caso bajo la etiqueta Negro polar.
Para abrir boca, Leonilde Álvarez nos reseña la más salvaje de las noirvelas de la temporada, cuyo título lo dice todo: Escupiré sobre vuestra tumba.
 
 Boris Vian (1920-1959) fue un escritor existencialista francés que publicó con el seudónimo de Vernon Sullivan varias novelas criminales que denuncian el racismo contra los negros estadounidenses.
Lee Anderson, negro con aspecto blanco, huye de la tragedia que ha sufrido su hermano pequeño, “el chico”, al que han asesinado por haberse enamorado de una joven blanca. Decide vengar su muerte y todos sus actos van dirigidos a lograrlo. Trabaja como librero y busca integrarse en los grupos blancos sureños a través de la música, la bebida y el sexo. Maneja sus “armas de hombre” hasta entrar en las todopoderosas familias blancas.
Narrada desde el punto de vista de la víctima que busca venganza, esta novela tiene un estilo tan actual que parece increíble que fuera escrita en 1946. Un texto muy valiente para su época y que hoy sigue de actualidad pues el racismo y la ideología supremacista blanca siguen teniendo adeptos.
       Por si el tema no es bastante negro, el autor lo adereza con unos personajes pasotas y amorales con los que no se puede empatizar. Ambientes de corrupción, violencia y pederastia en los que el vengador Anderson se integra hasta finalizar como un psicópata de manual.
Esta obra de Boris Vian fue condenada y prohibida en 1949 por inmoral y pornográfica… como si lo que relatara el autor no tuviera correlación con la cruel realidad de esos años.
 Hoy en día, en el mundo de internet, no nos extrañan las imágenes que evoca la lectura, ya que por desgracia siguen siendo actuales, y no podemos dejar de leer, pues la prosa es adictiva, con un estilo libre y directo que te hace ver que todavía hay algo peor que ser Negro en una sociedad racista …
 
Ser mujer y Negra en una sociedad racista.


lunes, 25 de noviembre de 2019

UN TRÁILER DE EN BLANCO Y NEGRO


 
 
Sacó una fotografía y me la tendió con pulso firme. La analicé con aire competente. Se trataba del retrato, en satinado blanco y negro, de una bella mujer de suaves y delicadas facciones. Su boca carnosa era una incitación al pecado. Los pómulos bordeaban un rostro afilado e incitaban a tocarlo, a perfilar la línea con la punta de los dedos. La mirada altiva, de color indefinido, helaba la sangre incluso a través del papel baritado. Era como un ser supremo e inalcanzable, como una de esas fogosas divas que posan en las revistas de cine como si fueran maniquíes en un escaparate, luciendo su belleza espectacular y despertando la envidia, el deseo y la lujuria de quienes las admiran.

―¿Su hija?

―Mi mujer ―afirmó con arrogancia.

Sentí que me atragantaba al contemplar la foto que, en ese instante, era como una reliquia sagrada, como una postal con la efigie de una diosa de carne y hueso, tan real como el hombre que tenía delante exudando poder. Sí, poder. Porque él la había poseído. Y eso lo henchía del poder que da el sentirse dueño de alguien.

―Es bellísima.

―Lo es.

―¿Se dedica al negocio del cine?

―No, pero podría, ¿verdad? ―Asentí, admirada. Fue curioso, no podía acertar el color exacto del cabello, pero casi podía entrever su textura sedosa―. Creo... estoy seguro de que me engaña.

(…)

Él tomó un sorbo y se aferró al vaso como un náufrago a la tabla de salvación.

—Tómese el tiempo que necesite.

―Estoy bien. Es que busco las palabras adecuadas para que pueda entenderme. ―Me cayó mal aquel tío―. No me malinterprete. Una mujer no comprende lo que siente un hombre cuando su esposa lo engaña.

―Ya, apuesto que no es lo mismo que cuando sucede al revés.

―Exactamente, no lo es. ―¿He dicho que me caía mal?

(...)

—En caso de que eso fuera cierto, su esposa no es tonta como para...

—Mi mujer es tan guapa como tonta —me interrumpió—. Y es muy guapa, como ha visto usted. Ella vive en un mundo paralelo. Le prometes la luna y espera que se la entregues envuelta en papel celofán y con un lazo rosa.

No objeté nada, pero Violet Grant tenía cara de todo menos de tonta.

Hizo una pausa cargada de significado.

—No entiendo qué la empuja a sus brazos. Conmigo lo tiene todo.

Todo no, cavilé, le faltaba lo principal: su respeto.

―¿Cómo sabe tantas cosas de Besson?

―Tengo mis métodos.

Otra vez se mostró esquivo, pero insistí. Tuve la intuición de que mi cliente era proclive a expresarse con las manos y quise probarlo.

―Si yo fuera un hombre, ¿me lo diría? ―Asintió a regañadientes―. Pues imagine que soy el señor Bladovich. Al fin y al cabo, él leerá mis notas.

―Mi mujer me lo ha explicado. ―Dejó el vaso sobre la mesa―. Ayer tuve una charla con ella, ya sabe.

Cerró el puño izquierdo e hizo girar su alianza. Vi unos rasguños superficiales en los nudillos y la marca encarnada provocada por la ausencia de otro anillo. La verdad, no me gustaría charlar con él, tenía pinta de acabar llevando siempre la razón.

Por enésima vez, miré la imagen de Violet Grant. La compadecí. Su belleza la había convertido en un objeto decorativo, en una posesión. La razón que la había empujado a aceptar esa vida quedaba fuera del alcance de mi lógica. Una chica que podía tenerlo todo con chasquear los dedos... Clavé los ojos en sus ojos grises y ya no me pareció tan altiva ni tan ardiente, al menos no la clase de ardor que había interpretado momentos antes. En aquella mirada de papel satinado había tristeza, vacío, angustia. Y una necesidad vital de afirmar con rotundidad que no pertenecía a nadie más que a sí misma

martes, 19 de noviembre de 2019

Llega el Noir Friday, llega En blanco y negro.


Por Sergio vera Valencia, coordinador de las Casas Ahorcadas.

 


¿Te gusta jugar a los detectives?

Pues imagina que vives en 1950 en Los Ángeles y necesitas un investigador privado. En el periódico encuentras la agencia de R. J. Bladovich. Cuando llegas a su oficina, hay una chica de cara angelical con un anillo de compromiso en el dedo. ¿Qué pensarías, qué harías?

Antes de seguir, párate a meditar un momento.

¿Pensarías que es la mujer y secretaria del detective? ¿Preguntarías por el señor Bladovich?

No te preocupes, es normal. Cuando pensamos en un detective privado, sobre todo en la época de los clásicos del hard-boiled y el cine negro, lo más habitual es que te venga a la cabeza el arquetipo de sabueso cínico, mujeriego y alcoholizado que popularizó en la gran pantalla el mito Bogart.

Y Prado G. Velázquez lo sabe.

Por eso creó a Rachel Bladovich, para cambiar de género todos los estereotipos del género negro.

Porque Bladovich es una detective más cínica que Marlowe, más mujeriega que Spade y más alcohólica que Archer. Pero como es una adelantada a su tiempo y ganarse la vida de huelebraguetas en plena caza de brujas no es nada fácil para una mujer, y menos lesbiana, Rachel tiene que hacerse pasar por la esposa y secretaria del ficticio y eternamente ausente señor Bladovich.

Por eso cuando un día Paul Grant, un acaudalado y posesivo empresario le encargue investigar la presunta infidelidad de su atractiva mujer y la identidad de su misterioso chantajista, aunque sepa que su cliente es un maltratador, no tendrá más remedio que aceptar el caso

Un caso que le hará comenzar el libro desnuda y maniatada, después de que sus pesquisas le lleven tras los pasos de un asesino de mujeres al que nadie conoce pero todos temen, a reencontrarse con sus antiguos colegas de la pasma que la odian por destapar una historia de brutalidad policial, a descubrir la cara oculta de un aparentemente oscuro y pusilánime vendedor de coches y a sentir la atracción fatal de una sensual mafiosa.

Y esto es sólo un tráiler del debut de la manchega Prado G. Velázquez. Una novela de cine y llena de referencias al cine negro desde su título. Una obra tan canónica en su planteamiento como transgresora en su pretensión de convertir en feminista una fórmula narrativa tradicionalmente testosterónica. Un título que consigue trasladarnos magistralmente a la Edad Dorada de Hollywood con un estilo cargado de ironía y erotismo que resulta a un tiempo visual y poético, cinematográfico y literario, una trama que habría firmado el mismísimo Hitchcock y unos personajes que piden a gritos su propia serie.

En suma, una lectura ideal para conmemorar el día contra la violencia de género e inaugurar los Noir Fridays, presentaciones en que podrás llevarte dedicadas y con suculentos descuentos las mejores novelas criminales del año.

Por eso, las Casas ahorcadas se complacen en invitarte a la presentación de En blanco y negro que tendrá lugar el 29 de noviembre a las 19 h en el salón de actos del Instituto Pedro Mercedes.

¿O se te ocurre un plan mejor para el Black Friday?

lunes, 28 de octubre de 2019

DOS NOVELAS CRIMINALES FANTÁSTICAS PARA ANIMAR A LA LECTURA.





Tradicionalmente la crítica ha distinguido entre obras literarias y paraliterarias, entre Literatura con mayúsculas, Clásica, y literatura con minúsculas, popular. Pero a poco que nos paremos a pensar resulta innegable que muchos Clásicos de la literatura española (por centrarnos en la que compete a Lengua Castellana y Literatura, materia troncal en ESO y Bachillerato), desde el Cantar del Mío Cid al Lazarillo de Tormes pasando por Don Quijote de la Mancha, en su tiempo eran lectura de consumo, obras creadas para entretener al gran público.

A pesar de ello la literatura popular contemporánea es y ha sido escasamente estudiada en nuestro país, por no decir abiertamente denostada por la crítica y el sistema educativo. Pero si durante la Educación Secundaria realmente pretendemos lograr el afianzamiento del hábito lector como señala el artículo 33 de la LOMCE, creemos que es un sinsentido no abordar la literatura popular en clase, cuando la mayoría de las obras más leídas de los últimos años como Harry Potter, Crepúsculo o Los Juegos del hambre pertenecen a géneros tradicionalmente considerados menores.

Por ello, desde el Plan de animación a la lectura de género negro Con sangre entra proponemos priorizar el disfrute lector sobre la excelencia literaria, obras que despierten el interés del alumnado para que aprendan a leer de forma crítica y que una vez preparados y motivados se puedan adentrar voluntariamente en los clásicos de nuestra literatura con un mínimo de garantías.

Y como por experiencias previas hemos constatado que muchos adolescentes prefieren la fantasía a la cruda realidad, vamos a partir de novelas de transgénero popular, de crímenes literarios fantásticos.
Así, para últimos cursos de Educación Primaria y primeros de Secundaria proponemos quién pilló al bobo feroz de Sergio Vera, que traslada todos los elementos del noir al universo de los cuentos populares con mucho humor, como puede observarse en el siguiente fragmento.

Y a partir de 3º de ESO recomendamos Tom Z Stone: Imagine de J. E. Álamo, una novela negra zombie de gran éxito en institutos que se alzó con el premio Tormo Negro-Masfarné a la mejor obra criminal leída por las Casas Ahorcadas en 2012.

Para animar a su lectura, como adelanto de la antologuía de este curso presentamos un breve relato de la precuela del primer caso de este sarcástico y sentimental Marlowe redivivo y una pequeña pero completa guía sobre el autor y su obra.

Y si y solo si después de leer los extractos el alumnado decide adentrarse en las novelas, proporcionaremos a los centros interesados una completa guía de actividades de iniciación a la lectoescritura de género negro fantástico que culminaría con el encuentro con sus autores, sabedores de la importancia que este tipo de actos tienen para el fomento del hábito lector.

De esta forma pretendemos contribuir a cambiar la visión que nuestros jóvenes albergan sobre lalectura, que ocupa el último puesto entre las actividades de ocio de los alumnos de Castilla-La Mancha, y que incluso los que la practican distingan entre los “libros que les gustan” y “los que les obligan a leer en el instituto”.

Palabra de lector traumatizado por las tragicómicas putadas de La Celestina y la falta de Misericordia de Pérez Galdós.

domingo, 13 de octubre de 2019

Cronograma del Plan Con sangre entra



Octubre-diciembre  2019

Introducción a la lectoescritura de novela negra fantástica:

Encuentros con autores introductorios:

Quién pilló al bobo feroz, de Sergio Vera (5º Primaria - 2º de ESO).

Tom Z Stone: Imagine, de J. E. Álamo (a partir de 3º ESO), primera entrega de la serie del entrañable y sarcástico detective zombie, Premio Tormo Negro Masfarné 2012.


Diciembre de 2019

Lectura de antologuía Con sangre entra y elección de libros del 2º trimestre.


Febrero-marzo 2020 (fechas a determinar por cada centro)

Encuentros con autores seleccionados.


Abril de 2020

Envío de materiales del VIII Festival de las Casas Ahorcadas.

7 y 8 de mayo: Jornadas para centros educativos del VIII Festival Internacional de Novela Criminal las Casas Ahorcadas.


Junio de 2020

Evaluación del plan


Actividades de ampliación, encuentros del Club de lectura las Casas Ahorcadas:



29 de noviembre (semana del Día contra la violencia de género).

En blanco y negro, de Prado G. Velázquez, novela clásica, hard-boiled, que invierte los roles de género dentro del negro, con una detective privada lesbiana en la América de los 50.


10 de Enero.

Corazones negros, de Noelia Lorenzo, novela negra de inspiración nórdica sobre la trata de mujeres que recibió el Premio Cubelles noir a la mejor novela negra escrita por una mujer en 2018.


6 de marzo.

Descansar o ser libre, de Marin Ledun, última obra del laureado autor francés, premio Letras del mediterráneo2019.


12 de Junio.

Habana Réquiem, de Vladimir Hernández, primera entrega de la serie de este guionista y escritor cubano en que retrata el lado oscuro de su ciudad natal.

jueves, 3 de octubre de 2019

Con sangre entra


 
 
Presentación del Plan de animación a la lectoescritura de género negro Con sangre entra 2019-2020.

Según el informe Educación para todos de la UNESCO (2012), el principal motivo por el que España ostenta el mayor índice de desempleo juvenil de toda la Unión Europea es que es el país que mayor tasa de fracaso escolar posee, hecho que el estudio asocia con los problemas de comprensión lectora de nuestro país.
No en vano, de acuerdo con los resultados de la última edición del proyecto PISA centrada en la competencia lectora (OCDE, 2010), España está por debajo de la media de los países participantes, ubicándose el 19,6 % de nuestros alumnos de 15 años en el nivel de competencia más bajo. Y estudios longitudinales encuentran que los estudiantes en este nivel tienen altas probabilidades de presentar problemas para terminar la educación obligatoria.
Pero, ¿cómo levantar PISA? Según el informe español publicado por el MECD (2011), una de las labores más eficaces para paliar las diferencias sociales es promover el interés por la lectura, ya que el tiempo que los jóvenes dedican a leer por placer es un factor clave para el desarrollo de su competencia lectora.
A sabiendas de ello, el artículo 2. 2. de la LOMCE, que recoge los fines del sistema educativo, declara que Los poderes públicos prestarán una atención prioritaria al conjunto de factores que favorecen la calidad de la enseñanza y, en especial (…) el fomento de la lectura”.
Consecuentemente, la ley educativa considera la promoción del hábito lector un objetivo no sólo de la etapa de Educación Primaria (art. 17. D), sino también de Educación Secundaria Obligatoria (art. 23 H) y Bachillerato (art. 33), especificando entre los principios pedagógicos de la ESO (art. 26. 2) que para fomentar la lectura “se dedicará un tiempo a la misma en la práctica docente de todas las materias”.
A pesar de ello, los datos del último estudio nacional sobre lectura realizado por la Federación de Gremio de Editores de España (FGEE, 2018) concluye que el 39% de los encuestados no leyeron un solo libro el año anterior y que si bien Castilla-la Mancha es la segunda Comunidad Autónoma que más ha crecido en índice de lectores desde 2011 (un 12%), aún somos la cuarta que menos posee (57,5%).
En esta misma línea, según la encuesta publicada por El Plan Estratégico de Comprensión Lectora y Fomento de la Lectura promovido por La Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla- La Mancha en 2017, las actividades relacionadas con la lectura ocupan los últimos puestos entre las opciones de ocio preferidas por los alumnos encuestados, y tres de cada cuatro (76%) reconocen leer menos de cinco libros por placer al año.
Del mismo modo, aunque las familias participantes en el estudio aseguraban que la lectura era una de sus actividades de ocio favoritas, el 66% leían menos de 5 libros por placer al año.
A sabiendas de ello, El Plan estratégico considera importante dinamizar y sensibilizar a la población regional para el fomento de la lectura y la comprensión lectora en el ámbito educativo, pero sin proponer actuaciones concretas para lograrlo.
Y en este sentido, la novela negra puede ser un recurso muy valioso, como demuestra el hecho de que según la FGEE, seis de los diez libros más leídos por los españoles eran de género negro.
Y es que, en sus orígenes, la novela negra era literatura popular, sin más pretensión que entretener al lector planteándole un intrincado enigma difícil de abandonar hasta su última página.
Pero hoy en día la ficción criminal se ha erigido en el realismo crítico del siglo XXI, empleando la investigación policíaca como pretexto para denunciar las injusticias sociales de nuestro tiempo, hecho que la convierte en un interesante recurso para fomentar el pensamiento crítico y la educación en valores, contenido transversal de todas las etapas del sistema educativo.
 Y todo esto sin renunciar a la calidad literaria, como atestigua el hecho de que el género haya sido cultivado por premios Nobel como Patrick Modiano, Princesa de Asturias como John Banville, Leonardo Padura y Fred Vargas, o los últimos premios Cervantes, Eduardo Mendoza y Sergio Ramírez.
Por eso, por combinar intriga y suspense con calidad literaria y compromiso social, creemos que la novela negra puede ser recomendable para lectores adolescentes, que necesitan textos que despierten su interés y se encuentran en plena etapa rebelde, pero también para padres y profesores, porque si queremos formar lectores deberán estar rodeados de lectores, y muy especialmente de escritores.
Por todo ello, para incentivar la participación de centros educativos de todo el país y de docentes de todas las áreas y materias curriculares en el plan Con sangre entra, con el patrocinio de la empresa Masfarné hemos convocado un Premio Nacional al mejor proyecto de animación a la lectura de género negro en centros educativos dotado con 750 euros.
Y para que todos los centros interesados cuenten con ideas y propuestas de las que partir, presentamos un cronograma de actividades de lectura y encuentros con autores que consta de tres fases, una por trimestre.
Así, en el primer trimestre, los alumnos de Educación Primaria, ESO y Bachillerato podrían iniciarse en la novela criminal con obras de tintes fantásticos que les permitirán descubrir las convenciones de distintos géneros populares de la mejor forma posible, con guías de lectoescritura y comentarios con sus creadores, algo que como es bien sabido, supone una experiencia inolvidable y un hito en la forja de nuevos lectores.
En el segundo trimestre, los alumnos elegirán democráticamente qué escritor quieren leer y que visite su centro, utilizando la Antologuía Con sangre entra. Se trata de una mezcla de antología, una selección de textos breves y autoconclusivos de algunos de los mejores autores españoles del género, y guía, breves presentaciones de su biografía y de sus obras más recomendables, hecho que en experiencias piloto ha incrementado no solo la motivación del alumnado por la lectura de la obra, sino también que descubrieran y leyeran algunas de las que no salieron elegidas.
Y en el tercer trimestre, aprovecharemos que entre el 6 y el 9 de mayo se darán cita en Cuenca una veintena de los mejores autores nacionales e internacionales en la VIII Edición del Festival Internacional de novela criminal las Casas Ahorcadas, para ofrecer a los adolescentes una nueva “Antologuía” y que sean ellos los que libre y voluntariamente decidan qué leer y a qué presentaciones y encuentros acudir en su tiempo libre.
Además, como ya es tradición, dentro del festival organizaremos jornadas matinales para centros educativos con actividades variadas y motivadoras como cinefórums de adaptaciones cinematográficas con escritores, encuentros con autores de cómic noir o lecturas dramatizadas, que culminará con la entrega de diferentes premios, entre los que destacan el Masfarné con sangre entra.
 
De esta manera iremos incrementando la voluntariedad y optatividad de la lectura, hasta dejar a la elección de los alumnos las del festival.
Y por si todo ello fuera poco, como el club de lectura las Casas Ahorcadas organiza bimensualmente encuentros con autor, se hará llegar información sobre los invitados a los centros interesados para organizar actividades con los escritores y animar a toda la comunidad educativa a la lectura de sus obras.
Con este pionero y ambicioso plan pretendemos convertir Cuenca en un referente nacional e internacional en el fomento de la lectura, que pase de ser la provincia del crimen literal a la del literario.

martes, 1 de octubre de 2019

Un aperitivo del Bobo


 

 Para los que ya tengáis hambre de lobo, aquí os dejo la portada y un aperitivo para ir abriendo boca. Pero no cualquier aperitivo, hemos tirado las Casas por la ventana y os hemos preparado un surtido de Ibéricos, ¡no os quejaréis!   

 

EL NUDO DE LOS TRES CERDITOS

 
―¡Abre, lobo!

Despierto sobresaltado. Casi me caigo del susto. Me había parecido que una voz porcina me llamaba entre sueños. Sería una pesadilla…

Bah… da igual. Me muero de sueño. Así que, si me disculpas, voy a seguir sobando, total, no tengo gran cosa que contarte. Y tienes miles de historias más interesantes que la mía para leer.

¡POM! ¡POM! ¡POM!

¿Qué es eso? Parece una puerta a punto de venirse abajo. Y no cualquier puerta.

Mi puerta.

―¡Abre, lobo! ¡O soplaré y soplaré y tu puerta derribaré!

―Márchate, no hay nadie.

Al momento, me doy cuenta de que he metido la pata.

Hasta el fondo.

Pero como no hay mal que por bien no venga, los oink oink oink que escucho confirman mis sospechas.

Mis peores sospechas.

Al otro lado de mi puerta, tronchándose de risa, se encuentran los tres cerditos de Chorizo Ibérico. Los hijos del mafioso más peligroso de toda la ciudad.

Mi casero.

Y le debo el alquiler. Varios meses de alquiler.

—Si no hay nadie, entonces ¿quién contesta?, ¿eh, bobo? ¡Que eres un lobo bobo!

Lectoras y lectores, damas y caballeros, tengo el dudoso honor de presentaros al insufrible, al inaguantable, al insoportable Chuleta Ibérico. Y como de costumbre, me está sacando de mis casillas. Porque si algo me toca el hocico, es que me llamen bobo.

—El contestador automático de Quentin Pulp —improviso para no dar mi pata a torcer.

—¿Las casas tienen contestador, Chule?

El cochino que flipa es Jamón Ibérico. Todo músculo, nada cerebro. Lo típico, cuando solo coges los libros para hacer bíceps.

—Esta casa sí. Es lo último en informágica. Lo último de lo último, lo más de lo más ―recito con tono de vendedor anunciando su producto estrella.

—Déjate de chorradas, lobo, que te huelo desde aquí. Y abre. ¡O soplaré y soplaré y tu puerta derribaré!

Y por último, pero no por ello menos inquietante, tenemos a Morcilla. Y es que Morcilla tiene fama de ser la más chunga de los tres cerditos.

Y la que más se repite.

—No son chorradas. A que tu casa tiene número, buzón y timbre para avisarte cuando llaman, igual que tu espejito. ¡Pues esta casa además tiene contestador automático!

—¡Quiero uno! —salta Jamón, que se ha tragado hasta la última coma de mi trola.

—Pues, si quieres poner un contestador automático a tu casa, no tienes más que ir a…

¡PLAF!

La puerta se viene abajo de un pezuñazo de Morcilla.

¡Así cualquiera! Con soplidos como esos, a mí tampoco hay puerta que se me resista, ¿no te fastidia?

Eso sí, en mi vida vuelvo a desearle a nadie que le den morcilla.

Palabra de lobo.

En efecto, aquí tenemos al huesudo y larguirucho de Chuleta tocándome el hocico, como siempre. Y como siempre, viste con traje y camisa blanca, que contrastan con su piel negra como el carbón.

 

—¡Vaya pocilga! Sniff sniff, aquí huele a perro muerto.

—A lobo vivo, si no te importa.

—Si no pagas el importe que nos debes, puede que sí nos importe y que al final seas tú el que cobre, ¿eh, Chule?

Morcilla sonríe y hace honor a su nombre, embutida como va en un vestido transparente que le marca todo el tocino.

—¿Pagar qué? ¿Una falda de tu talla o un trasplante de cerebro para tu hermanito el musculitos? ¿Por qué no se los pedís al cerdo de vuestro padre y me dejáis dormir tranquilo? Con lo que nos saca de alquiler el muy chorizo, seguro que puede permitírselo.

La sonrisa de Morcilla se congela. Su sangre se calienta y toma carrerilla para derribarme de un soplido de los suyos…

Suerte que Jamón la agarra del hombro. Y que lo que los jamonazos de Jamón agarran, no se suelta así como así.

Jamón es un marranazo negro de dos metros de ancho por dos de alto. Mazado, tatuado y con camiseta de tirantes, para que todos veamos lo mazado y tatuado que está.

Igual que yo, si me pasara todo el día en el gimnasio sudando como un cerdo.

—Relájate, Morci. Recuerda que papá nos dijo que viniéramos a saludar, no a despedirnos del bobo.

—Qué detalle. Pues la próxima vez, casi mejor no os molestéis en saludar, ¿vale? La puerta os lo agradecerá. Y yo más.

—Déjate de puertas, gilipuertas. Si en una semana no tienes las tres mil perdices que nos debes, olerás a lobo muerto, ¿lo pillas, bobo? ¿O te dejo la explicación en el contestador? —se burla Chuleta.

—Oink oink oink —se recochinean los tres cerditos, marchándose por donde han venido.

La choza queda en silencio. Como un funeral. Y será mi funeral si no consigo la pasta.