Estadisticas

domingo, 10 de septiembre de 2017

El bosque de los inocentes, de Graciella Moreno.

 
Por María José Moya Ruiz, alias “la reseñista”.

 
Iris es una abogada divorciada de un hombre del que ya no estaba enamorada, con una familia con la que nunca se ha entendido bien y que desde `pequeña tiene sueños en los que ve cosas que a menudo se cumplen, lo que le ha llevado a ir de psicólogo en psicólogo.
Intentando huir de estos sueños, que no la dejan dormir, decide pasar un fin de semana en casa de su tía en el pueblo al que iba de pequeña, Rocablanca, para poder olvidarse del bufete, de sus problemas y de Barcelona y descansar.
Pero nada más entrar a la plaza del pueblo, ve una pancarta que dice: Vamos a encontrar a Julián, y al momento, un coche embiste el suyo por detrás.
El conductor es un forastero instalado en un caserón restaurado. Se baja para pedirle disculpas y al estrecharle la mano, a Iris se le eriza la piel… y esa misma noche vuelve a soñar, viéndose envuelta en una investigación criminal que dará nuevo sentido a las pesadillas de las que quería huir.
Casos de niños desaparecidos, investigación criminal donde alguien está imitando a uno de los asesinos más crueles de la historia, la vida de Iris con sus problemas personales y su intuición, Todo esto son argumentos suficientes para enganchar. Una lectura entretenida, en la que las cosas no son cómo parecen, y el final es coherente y deja todo bien resuelto.
 
Entre los personajes, podemos destacar a:
Carlos y Jordi, los mossos d’Escuadra encargados de resolver los casos con los que sueña Iris.
Gabriel Sira, un hombre raro y elegante, de modales exquisitos, que lo convierten en candidato para no confiar en él.
Giles de Rais, un sádico asesino del siglo XV, que inspiró a Charles Perrault para construir el personaje de Barba azul, relacionado con la historia que cuenta el libro.
Christian, maloliente, antipático, sin moral cuando hay por medio una buena suma de dinero. Empleado del imitador de Giles de Rais, al que le hace el trabajo sucio.
La historia está contada por dos narradores: Iris, que explica lo que le va sucediendo, y una voz en tercera persona, que narra lo que pasa con el resto de personajes.
En resumen, una novela que se lee con rapidez porque su argumento sabe crear interés.

3 comentarios:

Cristina dijo...

El curso pasado nos enganchaste a Crímenes exquisitos y este presupongo que también has elegido bien. Gracias por darme a conocer una autora de la que no sabía nada

Anamaria Valencia Soriano dijo...

Muy buena la reseña María José, esta autora es la que estaba de jurado en Negra y Criminal con Sergio, la hemos nombrado varias veces en el club de lectura.

Firestarter qnk dijo...

Gracias por la recomendación,
Me gusta...