Estadisticas

domingo, 5 de agosto de 2018

Noir islandés con sabor a clásico americano.

Como los negritos saben desde hace meses, el próximo curso las Casas Ahorcadas volverán a Estados Unidos,  para re-descubrir algunos clásicos del género.
Ya. Eso está más visto que el tebeo.
 Para darle una vuelta de tuerca, todas las obras que leeremos habrán sido llevadas al cine, para comparar novela y adaptación.
¿A que eso no te lo esperabas?
Por eso, y porque el libro tiene una pinta estupenda, me encanta la reseña que hoy os presento.
Y es que, ¿os imagináis una novela de Marlowe, o de Spade, ambientada en la fría Islandia, en vez de la cálida California?
Pues no os esforcéis, y seguid leyendo, a ver si os va a dar un apechusque y la enroscáis de un golpe de calor.

 
Betty, de Arnaldur Indradason.
         Por Cristina Asensio

 
La novela que presento es una obra atípica del escritor islandés Arnaldur Indridason. Nacido en Reikiavik en 1961, se licenció en Historia y ha trabajado como periodista y crítico de cine, actividades que ha compaginado con la creación literaria.

En 1997 creó el personaje del inspector Erlendur, protagonista de más de una decena de novelas negras. En España se dio a conocer con  Las marismas (2.000), la tercera de la serie y la primera traducida a nuestro idioma. Con esta obra ganó el premio La llave de cristal a la mejor novela policiaca nórdica. A este han seguido otros galardones como El Gold Dagger por La mujer de verde, el Martin Beck Award por La voz y, en nuestro país el premio RBA de Novela Negra 2013 por Pasaje de las sombras.

  La obra que nos ocupa, escrita en 2.003,se publicó en España por esta editorial, RBA, en 2.017. De Betty podríamos afirmar que es una novela negra clásica trasladada al siglo XXI, nada que ver con las más conocidas de la serie Erlendur. Como el propio autor afirmó durante su presentación en BCNegra 2.017, “En esta novela me planteaba si era posible hacer un thriller con la atmósfera de Hammett o Chandler dentro de la realidad islandesa”. El resultado, en mi opinión, demuestra que lo es, de manera que aunque la acción se desarrolla en Reikiavik, bien podría hacerlo en California, donde ya sabemos que el cartero siempre llama dos veces.

Y es que Betty es el resultado de una manipulación llevada al extremo por una mujer seductora, impregnada de sensualidad, pasión, codicia y perversidad. El prototipo de mujer fatal, de encanto irresistible, capaz de arrastrar a alguien a la perdición.

 La historia, narrada en primera persona por uno de los personajes desde la cárcel, es el relato de un engaño, un plan elaborado meticulosamente por Betty que va arrastrando a su víctima, a través de una intrincada red de mentiras y manipulación.

Una novela brillante en la que el engaño y la manipulación no son exclusivos de la  protagonista. El autor también juega con los lectores, llevándolos por una senda que hacia la mitad de la historia sorprende con un giro totalmente inesperado, haciendo  que nos planteemos nuestros prejuicios, que nos hace pensar en nuestra forma de leer, en si podríamos   haberlo sospechado y que te obligará, sin duda,  a volver atrás en la lectura en busca de ese algo que se te escapó.

2 comentarios:

Leo Alvarez dijo...

Me la apunto para leerla

Firestarter qnk dijo...

Chris Marple,Gran reseña,a mí seguro que me "pillan" ,pues no soy capaz de atar tantos cabos sueltos como tú,pero aún así,la apunto para leer.