Estadisticas

martes, 28 de agosto de 2018

El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi.




El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi.
Por Amelia Carrillo.

Con esta novela, publicada en 2016, arranca la trilogía de “la ciudad blanca” de la que "Los ritos del agua" (2017) es la segunda entrega, y que terminará con “los señores del tiempo”, que llegará a las librerías el 2 de octubre de 2018.
Es la primera vez que Eva García Sáenz de Urturi escribe una novela negra. Y lo hace creando una trama compleja, en la que el pasado tiene mucho peso sobre el presente, desarrollando dos líneas argumentales en capítulos intercalados. La mayor parte de la historia se centra en el presente, el tiempo de  la investigación de los crímenes, la otra se retrotrae a la Vitoria de los años setenta, describiendo una sociedad muy provinciana y muy alienante para la mujer; de los hechos ocurridos entonces se derivarán consecuencias que repercutirán en la resolución de la trama.
La novela está ambientada en  Vitoria,  eligiendo como escenarios de los crímenes , los monumentos más representativos de la ciudad. La trama comienza cuando dos arqueólogos que trabajan en la restauración de la catedral de Santa María, encuentran en la cripta, los cuerpos sin vida desnudos de un chico y una chica, con las manos del uno apoyadas en la mejilla del otro y ‘adornados’ con unas flores conocidas como ‘eguzkilores’. 
El personaje central es el inspector Unai López de Ayala, -Kraken- un joven experto en perfiles criminales, quien empieza contando los hechos en primera persona. El escenario del crimen y la elaborada escenografía buscada por el asesino recuerdan de inmediato al inspector López de Ayala el modus operandi de los crímenes que convulsionaron a todos los victorianos veinte años antes, cometidos por un asesino en serie que  igualmente eligió para su escenificación lugares emblemáticos como el dolmen de la Chabola de la Hechicera, el yacimiento celta de la Hoya, las Salinas romanas de Añana o la muralla Medieval.
El primero de aquellos asesinatos fue el de un niño y una niña recién nacidos, los siguientes de una pareja de cinco años, luego de diez, y el último de quince años, siempre de ambos sexos.
 Las  pruebas encontradas entonces, inculparon a Tasio Ortiz de Zárate, un arqueólogo mediático, considerado el héroe local, que fue  encontrado culpable de ocho asesinatos y encarcelado.
Y  cuando solo faltaban un par de semanas para que fuera puesto en libertad, tienen lugar nuevos crímenes con una puesta en escena idéntica a aquellos, crímenes que necesariamente  han sido planificados por la mente de  un psicópata minucioso, organizador. ¿Serán una continuación de los asesinatos de 1996? ¿Pero cómo, si el asesino está en la cárcel?
El inspector López de Ayala se involucrará obsesivamente en prevenir estos asesinatos, contando con la colaboración de su compañera y amiga Estíbaliz, experta en victimología, porque teme que el asesino no va a parar y la secuencia indica que las próximas víctimas serían una pareja de veinticinco años.
Los jóvenes vitorianos están amenazados, las fiestas de  la Virgen Blanca, Patrona de Vitoria, están próximas a  celebrarse y toda la juventud estará  en la calle, ¿cómo protegerlos?, esto atormenta al inspector, quien además  tiene otra batalla que afecta a su ámbito privado que interfiere con su investigación.
La autora utiliza una prosa sencilla, de fácil lectura. La  trama nos va dando pistas, y aunque hay giros y sorpresas, al final se intuye el desenlace. Lo más flojo es como esta llevada la investigación del caso, las averiguaciones van apareciendo como por casualidad, por golpes de suerte.
La ambientación es magnífica y las referencias al pasado de Vitoria son interesantes. La novela es entretenida y engancha, mezclando arqueología, leyendas, mitología y traumas familiares. Aporta elementos originales, pero a estas alturas, es muy difícil no percibir en una novela negra influencias de autores ya leídos. Con ello me refiero, entre otros al recurso de utilizar leyendas, o construir los escenarios del crimen para recrear, por ejemplo libros, cuadros, etc, etc….
Por último, decir que esta novela ha conquistado a más de 700.000 lectores en España y que “El director Daniel Carparsolo se pondrá detrás de las cámaras para llevarla a la pantalla en 2019, con un reparto encabezado por Javier Rey, Belén Rueda, Manolo Solo, Aura Garrido y Jordi Mollá.

5 comentarios:

Cristina dijo...

Magnífica reseña, de las que te obligan a leer la novela.

Aurelia Martin Mayordomo dijo...

Muy buena reseña Amelia. Lo leí esta primavera y me gusto mucho y después leí el que le sigue "los ritos del agua" y también me encanto. así que estoy deseando poder leer el tercero.

Firestarter qnk dijo...

Gracias por la reseña,Amelia,son todas tan buenas que ya no sé cuántas tengo "apuntadas",a la lista ;-)

Miguel Esparcia dijo...

Si la novela es tan elegante como esta magnífica reseña es de obligado cumplimiento su lectura.

Antonio Elena dijo...

Amelia, ¿cómo nos haces ésto?, se me agolpan los libros a leer y ahora escribes ésta reseña que es imposible de olvidar. Venga, otro para la lista de espera, no me da la vida para tanto. Gracias