Estadisticas

lunes, 3 de octubre de 2022

Hoy por hoy arranca el 13º curso de las Casas Ahorcadas

 


En la primera colaboración de la nueva temporada del programa de la Cadena SER hablamos de todas las novedades de este curso, como el ciclo de lecturas sobre crimen organizado No es solo cosa nostra, los encuentros presenciales y virtuales con autor y terminamos con unas breves pero sentidas palabras de Claudia Piñeiro, la flamante ganadora del premio Tormo Negro Masfarné 2022, ¡no se puede pedir más a menos de 15minutos!

 Para echarle un oído, no tienes más que pasarte por aquí 

sábado, 3 de septiembre de 2022

Premio Tormo Negro–Masfarné 2022




Claudia Piñeiro y su libro ‘Catedrales’ ganan el Premio Tormo Negro–Masfarné 2022

La escritora argentina se ha impuesto en una reñida votación, la cual estuvo cerca de acabar en triple empate. La deliberación se hizo pública este jueves 2 de septiembre, día en que arrancó el decimotercer curso de la asociación cultural

El Club de Lectura Las Casas Ahorcadas ya ha emitido su veredicto acerca de quién es el ganador del Premio Tormo Negro-Masfarné 2022, que otorga esta asociación cultural a la mejor lectura del curso 2021-2022. Así, el ganador de este prestigioso premio ha sido el libro ‘Catedrales’, la última obra de la argentina Claudia Piñeiro.

La deliberación de este año ha sido la más reñida de toda la historia del club, puesto que se decidió en el último voto. De hecho, hasta el final hubo emoción porque se llegó a rozar el triple empate, debido al alto nivel de las otras dos finalistas: ‘La hora de las gaviotas’, de Ibón Martín; y ‘El chico de las bobinas’, de Pere Cervantes. Han sido 51 los votos emitidos por parte de los más de 60 asociados del club de lectura.

Esta votación se ha hecho de manera previa al inicio de curso, el duodécimo, que se realizó este jueves 2 de septiembre en el salón de actos de la Biblioteca Municipal de Cuenca.

‘Catedrales’, la obra que percibe los 1.000 euros del premio Tormo Negro-Masfarné

La novela de la escritora argentina cuenta con un palmarés exitoso, puesto que fue ganadora del último premio Hammett a la mejor novela escrita en castellano de la Semana Negra de Gijón. La trama de ‘Catedrales’ narra la desgarradora historia de Ana Sardá, una joven que apareció descuartizada y quemada en Buenos Aires, cuyo crimen sigue siendo una incógnita y una obsesión para su familia treinta años después. Narrada a siete voces, la escritora disecciona diferentes temas como el aborto, la religión o los secretos de familia.

El premio Tormo Negro-Masfarné, dotado con 1.000 euros gracias al patrocinio de la empresa de material eléctrico Masfarné, a lo largo de sus once años de existencia ha recaído en autores de la talla de Lorenzo Silva, Víctor del Árbol, Carlos Augusto Casas, Alexis Ravelo, Carlos Basas, Joe Álamo, Nieves Abarca y Vicente Garrido, Domingo Villar, el francés Bernard Minier y el barcelonés Aro Sainz de la Maza, este último el ganador en 2021 con la obra ‘Dócil’.

El galardón se entregará en el IX festival de Novela Criminal ‘Las Casas Ahorcadas’, que se celebrará en Cuenca en la primavera de 2023. 

martes, 30 de agosto de 2022

Una novela de acción, acción y acción

 


Así define Alicia Arcas , que este verano Negro se estrena haciendo doblete, la última novela de Benito Olmo, en que descubriremos el lado oscuro de Frankfurt de la mano de un detective español y una adolescente turca, con el estilo y trama cinematográfico marca de la casa. Otra para la pila.


El Gran Rojo, de Benito Olmo.

Por Alicia Arcas.

 

Esta novela tiene dos protagonistas: Ramón Mascarell, un detective inmigrante español en Frankfurt que malvive con trabajos mal pagados y a destiempo y Ayla, una adolescente de 16 años, hija de inmigrantes turcos, que acaba de perder a su hermano  y se busca la vida como puede cuidando a la vez a su padre enfermo de alzheimer.

Olmo nos presenta una ciudad cruda y llena de fealdad. No hay glamour en el Frankfurt que nos presenta Benito. Los dos protagonistas van en busca de la misma persona a través de un estilo en el que el autor mezcla las dos historias, la de Mascarell y la de Ayla, con gran acierto porque sabe exactamente cuándo cambiar de una trama a otra entrelazando las historias de manera que el relato cobra agilidad. Es como leer una serie.

Me gustó mucho esta novela porque se me hizo corta. Me gustaron los personajes, la manera de contar las historias (no se va por las ramas con cavilaciones mentales de los protagonistas ni da la chapa moralista en ningún momento). Cada uno es como es y con lo que hay, es con lo que toca jugar las cartas. Esta es una novela de acción, acción y acción. También me gusta el toque de realidad que nos muestra Olmo  a través del lado más feo de la ciudad, sin querer embellecerlo aunque aparezcan personajes con alto nivel adquisitivo.

Yo, que prefiero leer novelas de agentes “oficiales “ de la ley porque me parecen más verosímiles a la hora de esclarecer un crimen y atrapar a los malvados y malvadas, me he sorprendido gratamente con  este detective inmigrante español y su “ayudante”.

Te animo a que te dejes sorprender tú también.


domingo, 28 de agosto de 2022

Una lectura diferente que no te dejará indiferente

 


Eso nos propone Almudena Torrijos, la historia de tres personajes llenos de aristas, tres monstruos  llenos de miedos y cicatrices. No apta para todos los públicos, pero precisamente por eso, no pienso perdérmela.

 

Cara de liebre de Liliana Blum

Por Almudena Torrijos.

  

Vamos a ser sinceros y claros: este no es un libro para estómagos sensibles. Tan poco para personas que solo quieren trama y sin profundizar en personajes. No es tierno, ni erótico. Y aunque el comienzo del libro te pueda hacer creer que se trata de un triángulo amoroso, sospecha del sexo, del deseo y del anhelo de sus personajes.

Son tres: Irlanda, a la que en el colegio bautizaron con el nombre de “cara de liebre” y a la que la cicatriz de su cara le ha hecho menos daño que sus compañeros de colegio. Tamara, una joven que trabaja depilando cuerpos en un spa mientras sueña con su carrera de pintora. Y Nick, un cantante mediocre venido a menos y que nunca llegó a mas, un narcisista mantenido por sus padres y la criada que lo cuidó de pequeño.

La historia: la de Irlanda marcada por el dolor, la rabia y la malicia acumulada por tantos años. Acaso alguien piensa que el “bulling” termina cuando acaba la escuela, o que no deja heridas más abiertas que las de una sierra. Irlanda sale de casa, con un cuerpo perfecto de esos que a los hombres dicen que les hace olvidar la cara. Por eso nuestra protagonista no sale a beber o a ligar, ella sale de caza.

Historia también la de Tamara, la de una chiquilla que suspira por ser artista, cuando su trabajo le condena a limar las asperezas de seres humanos que quieren ver su cuerpo más perfecto, menos astillado. Tamara que busca progresar en su vocación, en su deseo de ser amada, aunque sea por un mediocre como Nick. También busca ser esa familia normalizada de la que todos hablan para que no rumoreen a tus espaldas.

Y un narrador omnisciente que también nos lleva por los días de Nicolás, “Nick para las chicas”. Un ególatra que ni trabaja, ni estudia. Que vive a expensas de sus padres, al que su vieja criada aún le prepara la sopa. Un hombre con  anhelo de aplausos que no han llegado y pocas liturgias para seducir y conquistar. Un hombre que cuenta, como tantos otros con la impunidad que le da su familia y el dinero.

Liliana Blum presenta esta novela con una narrativa fluida y redonda. Un libro bien construido, donde nada se queda al aire, con todos los monstros expuestos en uno y otro personaje, con todos los miedos a cara vista.

La pregunta: ¿hay que leerlo? Sí. ¿Es sencillo de leer? Sí.

¿Me dará miedo? Yo no me quedaría a solas con una profesora de lengua en los próximos días, pero quién sabe qué guarda cada uno en el jardín de su casa. A caso sabes a qué se dedica cada uno de los profesionales que te atienden a lo largo de un día, o los que atienden a tus hijos.

¿Me dará asco? Bueno, cirujanos, carniceros, enterradores o forenses (entended que utilice el masculino gramatical) saben ejecutar su trabajo y seguramente pasaron días para acostumbrarse. A mí me ha impresionado, sí,  es algo “creepy” que dicen hoy en día, algo “espeluznante o estremecedor”

Confieso algo, si yo hubiera leído esta reseña no sé si querría leerlo. Pero yo, que he leído el libro, ahora quiero leer todos los de esta autora.


viernes, 26 de agosto de 2022

Hay Bartlett después de Petra Delicado

 


Eso es lo que demuestra la lectura propuesta por Leonilde Álvarez, sobre una política valenciana asesinada justo antes de testificar sobre la corrupción dentro de su partido, cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia. Ideal para estos últimos días de caloret.

 

La presidenta, de Alicia Giménez Bartlett

Por Leonilde Álvarez

 

Alicia Giménez Bartlett (Almansa, 1951), la “gran dama” de la novela negra española, que escribió la serie protagonizada por la inspectora Petra Delicado, que consta de 11 títulos, nos presenta a la presidenta de la Generalitat Valenciana, Vita Castellá, muerta en la habitación de un hotel de Madrid antes de declarar en el juicio por corrupción en el que están comprometidos altos cargos de su gobierno. Como interesa que no haya mucho ruido, se manda la investigación a Valencia, se declara secreta y se les encarga a dos novatas, las hermanas Miralles, que, sin ayuda, controladas y dirigidas se las tienen que ingeniar para descubrir al asesino de la presidenta.

Las policías protagonistas son muy distintas entre sí, con trayectorias vitales diferentes.  Encarnan el idealismo de la juventud; recién salidas de la Academia de Ávila se enfrentan a la corrupción política y económica que todos recordamos. Dos mujeres fuertes que encuentran recursos y fuerza la una en la otra, se complementan y se rebelan contra los que esperan que sean incapaces de dar un paso en la búsqueda de la verdad. El resto de personajes quedan definidos con pocas palabras y acompañan bien el relato.

El estilo es ágil, la escritora conoce el género y consigue una grácil lectura sin abusar de la adjetivación con gran expresividad en los diálogos, muy diferentes en cada una de las hermanas, que a ratos arrancan una sonrisa.

La trama está bien ejecutada y las referencias a la actualidad aumentan el interés en el tema. Transcurre entre Madrid y Valencia con descripciones reconocibles de las ciudades y los pueblos, con referencias a las naranjas, al olor del mar, la gastronomía y el saber vivir levantino.

En conclusión, si queréis saber lo que pudo ser y no fue, si queréis leer sobre dos mujeres empoderadas, sobre la corrupción política y sobre la esperanza de la juventud, leed esta novela, que además es divertida y deja un buen sabor de boca.


lunes, 22 de agosto de 2022

España negra y profunda

 


Allí se ubica la propuesta de Amparo Prados, en una aldea perdida con dos familias enfrentadas y Abel en medio del conflicto, atrapado entre lo que sabe, lo que no recuerda y lo que cree saber. ¿Será un nuevo Puerto Hurraco? Tendréis que leerla para descubrirlo.

 

Muerdealmas, de Santiago Álvarez.

Por Amparo “Ampoirot” Prados

 

Muerdealmas es una aldea en lo más profundo de la Tinença de Benifassá, que hace honor a su nombre. En este lugar se encuentra la finca, herencia que ha recibido Abel Lanuza de su tío Isaac, que le ofrece la oportunidad de reconducir su vida cuando sale del manicomio donde ha estado internado  durante 30 meses. Allí se instala con su mujer e hijo para retomar su vida cuando ve que el resto de puertas se le cierran.

Aquí tiene como únicos vecinos a la  familia Osset, los que controlan la comarca y han convertido el delito, en diversas variantes, en su medio de vida. Los Osset son rudos, crueles, con una forma particular y endogámica de vida, que no son ajenos a los conflictos por el poder dentro de su clan, Ibón es el mayor, cuestionado por sus sobrinos hijos de Ferrán, Ventisca la única hermana.

Los Osset tienen una familia rival, los Piedelobo, con los que arrastran viejas cuentas y actualmente tienen una pendiente por un negocio en común.

Abel parece conseguir paz en esta aldea junto a su familia, a pesar de que siente que allí ocurrió algo un verano que pasó con su tío,  que no consigue recordar, pero su encuentro con Ventisca Osset remueve algo en su interior. Intentando encontrar respuestas, indaga sobre el aparente suicidio de su tío y  se obsesiona con sus vecinos, mientras se convierte en un estorbo para ellos.

Los Osset y los Piedelobo se abocan a una guerra en un territorio que tiene sus propias reglas y Abel está en medio del conflicto, atrapado entre lo que sabe, lo que no recuerda y lo que cree saber.

La novela nos interna en el mundo de la salud mental y de cómo las venganzas reparten destrucción para todos, como dijo Confucio.


jueves, 18 de agosto de 2022

Una novela que demuestra que el tiempo no lo cura todo

 



Eso es lo que nos recomienda Esther Martínez, la última novela de Susana Hernández, ganadora del premio Auguste Dupin, una novela donde nada ni nadie es lo que parece pero todos tienen algo en común, que demuestra que el tiempo no sólo no cura, sino que puede enquistar las heridas. Una lectura diferente de una autora diferente.


Las lágrimas del caimán, de Susana Hernández

Por Esther Martínez

 

Sitúate en un pueblecito de la Costa Brava, una tarde lluviosa de 1993 y mira a dos chicos que se conocen, se ven, pero tienen planes diferentes: uno espera a su amigo y el otro a su padre. Solo aparece el padre.

Ahora, acelera el tiempo y páralo en Barcelona, en el año 2006. Karen es una escritora venida a más, con altibajos emocionales, pasando por una etapa de sequía cada vez más acusada. En el tema amoroso parece que le va bien con Edu, aunque sigue enamorada de su exmarido, Jacobo, un reputado psiquiatra, egocéntrico, que usa a las personas para conseguir todo lo que se propone sin tener en cuenta los sentimientos de nadie. Gaby, su asistente, una chica muy cualificada y su mejor amiga, acude a por ella para viajar a Londres y promocionar su última novela. Karen se despide de su amante. Ya no volverá a verlo con vida.

Muchos años pasan entre un escenario y otro, ¿cierto? Muchos personajes en tan solo 278 páginas unidas por un lazo que vamos descubriendo conforme avanzamos en esta intrigante novela.

Varios asesinatos tienen que ser resueltos por el sargento Campillo y su equipo, además de ordenar también sus vidas personales. Nada es lo que parece. Nadie es quien creemos que es. Todos tienen un vínculo común, absolutamente todos.

Susana Hernández, ganadora del III Premio Auguste Dupin de novela negra, nos hace recapacitar con Las lágrimas del caimán sobre un refrán que solemos expresar: “el tiempo lo cura todo”. Esta historia nos demuestra que no es cierto. Muy al contrario, me atrevería a decir que el tiempo puede empeorarlo todo. Nos da tiempo para pensar, tener paciencia cuando hemos sido dañados de forma brutal. Nos convierte en caimanes, esperamos nuestro momento para actuar, sin derramar ni una sola lágrima. La venganza es un plato que se sirve frío, pero con mucho cuidado en su preparación.